Todo comienzo tiene su historia, y esta es la mía.

Cuando surgió la idea de crear una marca donde se confeccionase ropita de bebé tanto de tela como de punto, la primera idea de nombre que se me ocurrió fue «Entre hilos y lanas», reflejando así el contenido que iba a tener la misma. Al ver que se quedaba un poco largo, pensé en dejarlo en «Entrelanas» ¿por qué? porque realmente todo mi trabajo era entre lanas, y aquí viene el origen…

Lana es mi perrita, un Bichón Maltés que me acompaña en mi día a día, mi más fiel compañera. Mientras tejo, coso o remato, ella se mantiene a mi lado en todo momento. Al ser tan importante para mí, y ver la conexión que tenía con mis lanas de tejer, creía que era buena idea el nombre «Entrelanas» pero me di cuenta que ya existían páginas así y quería algo más original.

Así que después de darle unas cuantas vueltas más… nació Petite Lana, que además de hacer mención a mi pequeña bichona Lana, también reflejaba las prendas pequeñitas (de bebé) que íbamos a crear de lana, no tanto como material en sí, sino como símbolo de la ropita.

Me gustó la idea, y cada día más. Me encanta que cada cosa que vayamos haciendo tenga un significado importante que haga todo más bonito aún. Por eso Petite Lana es algo muy especial para mí, lo que a su vez lo hace único. Hay millones de nombres de marcas bonitas, y supongo que cada uno será importante y especial para su creador@, pues bien, he aquí la importancia del mío.

Y así, seguimos hilando…